Sanidad: Microbiota intestinal, qué es y cómo puede ayudarte a adelgazar


Dos personas con la misma dieta y con la misma rutina de ejercicios lo más probable es que obtengan diferentes resultados a la hora de perder peso. La genética y la ya famosa microbiota son factores determinantes a la hora de acumular pringue o adelgazar. No podemos hacer mucho en la parte genética pero ¿Sabías que regular tu microbiota podría ayudarte a adelgazar? Toma nota porque seguro que es un ambiente que no habías tenido en cuenta adentro de tu plan de adelgazamiento y de vida saludable.

La microbiota intestinal (o flora intestinal) es un conjunto de microorganismos que se alojan en el intestino. Entre ellos se encuentran bacterias nativas, que serían con las que nacemos y adquirimos durante el primer año de vida, y bacterias transitorias que se adquieren continuamente a través de los alimentos. La microbiota es fundamental para persistir una buena sanidad y sus desequilibrios se asocian con múltiples enfermedades como catarros, infecciones y problemas autoinmunes. La sanidad comienzaría entonces en la tripa.

Según la científica Kristina Campbell, especializada en microbiota intestinal, sustento y sanidad digestiva, “Cada vez existen más pruebas científicas que apuntan a que la obesidad es, en parte, una enfermedad inflamatoria provocada por una actividad deficiente del sistema inmunitario.” La experta aclara asimismo que las personas que padecen obesidad presentan anomalías inmunitarias siendo sus macrófagos (células inmunitarias) diferentes a las de personas de complexión flaca. Gran parte de esa relación entre el sistema inmunológico y el metabólico podría tener que ver con la microbiota intestinal.

Un estudio realizado por el Dr. Gilles Mithieux de la Universidad Claude Bernard Lyon 1 de Francia obtuvo resultados relevantes sobre el papel del intestino y de su microbiota y su capacidad para regular los niveles de carbohidrato en muerte. Un número esencia para evitar la diabetes y la obesidad.

Como verás la microbiota tiene más poder del que creías. Interviene en la producción de hormona del apetito y de la saciedad (grelina y leptina), está relacionada con otros procesos del organismo como la impregnación de grasas, la permeabilidad intestinal (habitual en enfermedades autoinmunes) y la inflamación. ¡Por poco llaman al intestino nuestro segundo cerebro!

Aunque queda mucho por estudiar sobre la microbiota sí que se sabe que hay bacterias en el intestino que son beneficiosas para el organismo y otras sin incautación que no lo son. Animar esas bacterias ‘buenas’ te ayudará a persistir tu organismo más sano, alejando o minimizando síntomas de enfermedades, controlando el peso y contribuyendo al buen funcionamiento de los procesos del cuerpo.

¡Más fibra!

La fibra es un alimento que estimula el crecimiento de estas bacterias beneficiosas. Las frutas y verduras (mejor si son ecológicas), las legumbres y los cereales integrales son una buenísima opción para aumentar su ingesta en tus menús. Adicionalmente, los alimentos ricos en fibra son saciantes por lo que serían de gran ayuda en el control de peso.


unsplash

Incluye en tu dieta alimentos prebióticos y probióticos

Los alimentos prebióticos son fibras vegetales que alimentan a las bacterias ‘buenas’ y favorecen el proceso digestivo. Ejemplos para que puedas beneficiarte de estos superalimentos son el ajo, la cebolla o los espárragos.

Los alimentos probióticos están cargados de bacterias beneficiosas para el organismo que actuarían en simbiosis con las nuestras en el intestino. Seguro que ya has pabellón musitar de ellos, incluso los habrás probado, son el kimchi, el chrucrut, kombucha, miso, kéfir…

¡Bye, bye estrés!

El estrés, aunque es necesario en dosis moderadas, puede convertirse en un grandísimo enemigo a la hora de adelgazar y persistir saludable la microbiota. Libera cortisol y revoluciona las hormonas relacionadas con el apetito como la leptina. Estos procesos que se desencadenan cuando tienes ansiedad y estrés y pueden admitir a un aumento indeseado de peso si se mantiene la exposición.

Realiza ejercicios de respiración, disciplinas como el yoga o la meditación pueden ayudarte asimismo a relajarte, realizar actividades pausadas que te hagan disfrutar, desconectar con una sesión de spa o con un friega y en algunos casos venir a terapia con un psicólogo asimismo puede ayudarte a tener herramientas para diligenciar el estrés emocional.

El estado de tu microbiota puede ser cardinal a la hora de persistir allá algunas enfermedades pero asimismo va a ser de gran ayuda en el control de peso. A partir de ahora, si quieres adelgazar y, sobre todo, admitir una vida saludable, ten en cuenta este número y cuídalo mucho. Ya has conocido lo importante que es.



Deja un comentario