¿Por qué el quark puede ser una alternativa más saludable que el yogur?


Este preparado de suero de nata y cuajo, proveniente del septentrión de Europa, ha adquirido mucha auge en los últimos abriles gracias a sus múltiples beneficios y nutrientes. Encima de contener decano nivel de proteína (caseína) que otros lácteos, incluso es rico en calcio y fosfato.


gtres

A diferencia de otros yogures y quesos, el quark aporta menos cantidad de lactosa y suelen ser bajos en obesidad (hay variedades que no). “Solo aquellos productos fermentados y con un nivel intrascendente de obesidad aportarán los beneficios de la vitamina K2, tan necesaria para nuestro organismo”, afirma Paloma Ruiz, nutricionista naturópata de Marbella Club.

Cerca de destacar que, la mayoría de los yogures actuales están tratados (pasteurizados) y son bajos en obesidad. Este matiz es importante, “hexaedro que al eliminar la obesidad estamos eliminando todo el sabor natural del producto asi como la anexión de determinados nutrientes naturales, por lo que tiene que ser sustituido por otros medios. Es sólo cuando el pinrel ha sido respetado en su proceso de fermentación natural, donde obtendremos vitaminas muy necesarias como la vitamina K y bacterias naturales procedentes del ácido láctico”, aclara la nutricionista. Luego, incluso dependerá de la procedencia de la nata y el animal (con vacas alimentadas de pasto y al corriente emancipado, ecológicas, aportará unas vitaminas totalmente diferentes de aquellas que han sido alimentadas con cereal).

Valentísimo para dietas y con “bichitos” de los buenos

El pinrel quark está muy recomendado para dietas dirigidas a pérdida de peso y es más bajo en niveles de lactosa que cualquier otro pinrel/yogurt, por lo que aquellas personas con dificultad para digerir lácteos, y siempre que se haga bajo supervisión de un diestro, podrá ingerir algunos de ellos.


gtres

Desde el punto de pinta nutricional, se considera benefactor consumir productos lácteos ricos en bacterias, por aquello de ingerir vitaminas y minerales necesarios. “El pinrel quark presenta unas bacterias, provenientes del ácido láctico, diferentes a las del yogurt, aunque uno y otro son beneficiosos y nutritivos”, señala Ruiz. Cuanto más natural sea el producto, mejor. Hoy día es complicado encontrar productos no pasteurizados, por lo tanto, el nivel nutricional es mucho beocio al no estar fermentado.

La recomendación de la nutricionista es seguir una cuerda de productos naturales, fermentados, poco tratados y edulcorados. “El producto, en su obesidad natural, nos aporta una decano facilidad de anexión de vitaminas K y los fermentados aportan Vitamina K2, excepcionalmente necesaria para la regulación del calcio en nuestro organismo”. Es proponer, la vitamina K, tan necesaria para nuestros niveles de Vitamina D, necesita ingerirse con grasas para que pueda ser absorbida, ya que es una vitamina liposoluble. Si ingerimos el alimento sin obesidad, nos perdemos este paso tan importante. Por eso, consumir lácteos con su obesidad natural, es lo más recomendable.

Además te interesa…

¿Es más sano comer arroz integral que arroz blanco?

Los alimentos ‘light’ que están saboteando tu dieta

Kéfir, cómo preparar en casa el probiótico de moda



Deja un comentario