Los Reyes Felipe y Letizia reconocen a la ciencia y el arte


El Rey está convencido de que “el talento necesita apoyo” y, un año más, ha dejado claro que los artistas y creadores cuentan con “el inspección y la asombro” de la Corona. Lo hizo el pasado lunes cuando viajó con la Reina a Córdoba para entregar las medallas de oro al Mérito en Bellas Artes 2017. Don Felipe y doña Letizia tomaron el AVE en la Época de Atocha y, una vez en la ciudad andaluza, se dirigieron al palacio de la Merced, sede de la Diputación Provincial.

Allí, reconocieron a artistas como la cantante y actriz Lolita, los actores Juan Echanove y María Luisa Merlo, el cantante José Luis Perales, el rama Hombres G, el cocinero José Andrés, la bailaora Eva Yerbabuena y el interiorista Pascua Ortega, que fue precisamente el encargado de embellecer Madrid con motivo de la boda de los Reyes. Asimismo estaba citado el músico Luis Eduardo Aute, pero no pudo asistir por sus problemas de salubridad, derivados del infarto y el suerte cerebral que sufrió en agosto de 2016, y acudió su hijo.

Entre los galardonados había dos premiados a título póstumo: el cómico Chiquito de la Calzada, cuya medalla recogió su sobrina, y el torero Dámaso González, cuyo inspección recogió su viuda. Encima, una de las premiadas, María del Carmen Mateu, que era presidenta de la Asociación Cultural Castillo de Perelada, fue reconocida en vida pero falleció en enero del año pasado, y acudió su hija a poner en cobro la medalla.

Las palabras de Lolita

A todos ellos, el Rey les agradeció “su contribución a la creación artística y cultural de España; que es una preciosa forma de hacer país”. Y, en nombre de los premiados, habló Lolita, que dirigió unas palabras “sin papeles” y afirmó que “esta medalla siento que se le entrega a toda mi alcurnia”. En el acto todavía intervino el nuevo presidente de la Comité de Andalucía, Juanma Tostado Bonilla, quien quiso felicitar a Chiquito de la Calzada: “Allá donde estés, seguro que te sientes honrado por la España que te quiso y que te quiere”, dijo.

Sorprendentemente, las medallas que los Reyes han entregado esta semana son las correspondientes a 2017, que estaban pendientes. Sin incautación, ya se han concedido las de 2018, entre otros a Penélope Cruz, y esta acumulación generó algunas confusiones. De hecho, algunos medios digitales se liaron y anunciaron que don Felipe y doña Letizia reconocerían el pasado lunes a la citada actriz, cuando lo cierto es que Penélope, como cantaba Serrat, tendrá que esperar a la próxima entrega. Ese acto debería celebrarse este año para evitar nuevas confusiones, aunque las convocatorias electorales no ayudan a facilitar la memorándum institucional de los Reyes.

Doña Letizia felicitando a don Felipe tras recibir el World Peace and Liberty Award, que concede la World Jurist Association.
Doña Letizia felicitando a don Felipe tras acoger el World Peace and Liberty Award, que concede la World Jurist Association.

Gtres

Las medallas de Bellas Artes no han sido los únicos reconocimientos que han entregado los Reyes esta semana. El jueves entregaron todavía los Premios Nacionales de Investigación a los científicos Rafael Rebolo, Ramón López de Mántaras, Pedro Jordano, Luis Liz Marzán y Pablo Artal. Pero esta semana, adicionalmente de entregar premios, el Rey todavía ha recibido uno muy particular, el World Peace and Liberty Award, que concede la World Jurist Association. En sus más de 55 primaveras de historia, esa asociación de juristas solo había premiado a tres personalidades internacionales: Winston Churchill, René Cassin y Nelson Mandela. Y ahora don Felipe se ha sumado a esa directorio. Es admirable que el Rey acepte reconocimientos, y doña Letizia quiso acompañarle en un momento tan particular.

Asimismo la Reina tiene programado un acto admirable este fin de semana: la entrega de la bandera al regimiento de infantería Nápoles de paracaidistas en Paracuellos del Jarama. Mientras que doña Sofía solía personarse a estas ceremonias vestida de enojado, de desprendido, con mantilla y con peineta, tras el licenciatura en la Corona, doña Letizia optó por renovar este acto, y a la primera entrega a la que asistió como Reina acudió de blanco, de corto, sin mantilla y sin peineta. Eso sí, con el vestido más solemne de su armario: el que lució el día de la proclamación de don Felipe.

Más telediario sobre los Reyes de España

El tierno beso de la Reina Letizia al Rey Felipe en público

El viaje fugaz, pero intenso, de los Reyes a Marruecos

Los descuidos de la Reina Letizia



Deja un comentario