Los niños de Godella, con evidentes signos de sobrevenir sido asesinados a golpes



 Los cuerpos de Amiel y Rachel, encontrados en una fosa, presentaban evidentes signos de violencia. La Custodia Civil llegó hasta ellos luego de inquirir durante casi cuatro horas a la causa, que fue detenida. Los cadáveres fueron localizados, enterrados en fosas separadas muy cerca de la casa, donde vivía la tribu.

La causa se había mostrado reacia a colaborar con la Custodia Civil, aunque decía frases confusas como que sus hijos “tenían que resucitar”. Finalmente los agentes pudieron convencerla de que revelara dónde se encontraban los cuerpos de la pupila de cinco meses y del escuincle de tres abriles y medio.

El padre asimismo fue interrogado, pero se encontraba “confundido” y dejó conjeturar que los niños podían estar adentro de la piscina, donde se localizaron los restos de muerte.  Los agentes la vaciaron, pero no encontraron mínimo.

Deja un comentario