Hollywood se pone en pie en presencia de el discurso de Spike Lee: “Entre el odio y el aprecio, hagamos lo correcto”


Tiene 61 primaveras y lleva toda su vida volcado en el mundo del cine. Por eso, que Spike Lee aún no tuviera un Premio Oscar –los peores looks de la alfombra roja– en su casa, es cuanto menos atractivo. Pero, anoche, subsanó esa pequeña mancha en su currículo. Se llevó la estatuilla al mejor guion adaptado por ‘Infiltrado en el KKKlan’.

Quizás porque era su momento y quería saborearlo y no dejarse ni media trayecto de lo que traía preparado en su cabecera y un papel que no tuvo reparos en desplegar, lo primero que decía era un “no encendáis el puto cronómetro”, aludiendo a ese cronómetro que se pone en marcha para que los premiados no hagan discursos eternos.

Entre el odio y el aprecio hagamos lo correcto”

El suyo iba, claramente, a atacar a todos aquellos que llevan por bandera la discriminación étnico. Spike se acordaba de todos sus antepasados, que tanto hicieron por Estados Unidos y les dedicaba unas palabras: “El aprecio y la cabeza nos une con ellos. Tenemos que estar todos en el banda correcto de la historia. Entre el odio y el aprecio hagamos lo correcto”.

“La alternativa presidencial del 2020 está a la revés de la cumbre, hay que movilizarnos y estar del banda correcto de la historia. Hagan la alternativa del aprecio sobre el odio”, añadía Lee en un claro ataque a Donald Trump y su política migratoria.

Al terminar, por primera vez en toda la sombra, el público se ponía en pie y le dedicaba una enorme ovación a un hombre que ha vivido siempre por y para el cine. Ya iba siendo hora de que Hollywood le diera esa preciada estatuilla con la que todos sueñan.

Igualmente te interesa…

El vestido de Billy Porter, la gran excentricidad de la alfombra roja de los Oscar 2019

Así se coló Terelu Campos en los Oscar

Ashley Graham, la Carlota Corredera de Hollywood



Deja un comentario