11 tipos de orgasmos y 11 formas de arribar a ellos


Cualquier tipo de clímax nos lleva a una sensación de placer y libramiento tanto física como emocional que nos envuelve. Y es que, “es un reflexivo físico que se produce cuando los músculos se tensan durante la excitación sexual y luego se relajan a través de una serie de contracciones rítmicas”, según explica la ginecóloga Sherry Ross a health.com. Cada uno de ellos puede variar y sentirse diferente según varios factores como la persona, la parte del cuerpo que se esté excitando o la intensidad en la que se está intentando alcanzar.

Pero lo cierto es que el cuerpo mujeril tiene muchos caminos de arribar a alcanzar esa sensación de placer de distintas formas. Si pensabas que ya habías experimentado todo, estabas equivocada porque existen 11 formas diferentes de descubrir el placer en tu cuerpo, y te vamos a enseñar cómo arribar a ellas.

Clímax del clítoris

El clítoris tiene más de 8.000 agitación y es el sitio ideal para muchas de las mujeres cuando buscan verificar placer y libramiento de un clímax. Pero mientras que los orgasmos clitorianos pueden parecernos los más fáciles de conseguir, cada mujer puede verificar el culminación de una forma distinta.

“El clítoris es una parte muy sensible de la espécimen de una mujer, compuesta de millones de terminaciones nerviosas similares a la del pene”, afirma la Dra. Ross. Si se toca, acaricia o se estimula tanto directa o indirectamente se produce un aumento en el flujo de matanza que hace que el clítoris se estimule y necesite liberarse.

Lo ideal sería que experimentes por tu cuenta y luego se lo muestres a tu pareja y le expliques lo que te gusta. Los juguetes sexual especiales para este tipo de clímax o los mini vibradores, siempre son de ayuda.

Clímax punto G

El punto G se encuentra en la hormaza delantero de la vagina, entre la paso vaginal y el cuello del seno. No es poco que puedas ver, pero sí podrás apreciar.

Para ello, introduce un dedo en la vagina y presiona alrededor de delante (haciendo un movimiento de ida y dorso). Presiona este punto suavemente, “cuando estás excitado sexualmente, el punto G se llenará de matanza y se hinchará”, explica la experta. Tócalo de forma suave con los dedos, el pene de tu pareja o con un vibrador. Lograrás tener un clímax profundamente intenso.

Clímax mezclado

Con este tipo de clímax experimentarás dos, tres o incluso cuatro veces la intensidad y el placer de un clímax común. Un clímax combinado ocurre con la incitación al mismo tiempo de más de una zona erógena.

La penetración del punto G con el contacto del clítoris es una forma de verificar este tipo de clímax explosivo. “Cuanta más incitación haya, más flujo sanguino resultará y más intenso será el clímax”, explica el tocólogo y director médico del Recibidor Center de California, Prudence Hall, a el medio health.com

Clímax rectal

Este clímax lo puedes tener tanto de forma hablado como por penetración. Las terminaciones nerviosas del ano, la vagina y el clítoris están unidas por el perineo.

Lo podrás alcanzar a través de la incitación de los músculos de la pelvis, y será más efectivo si hay caricias en el resto del cuerpo.

Clímax del punto A

Este punto se encuentra a 10 centímetros de profundidad sobre la hormaza delantero vaginal. Si la zona recibe una incitación constante podría provocar sensanciones muy placenteras.

La zona se puede estimular con un trebejo sexual o a través de la penetración con posiciones que permitan una penetración más profunda.

Clímax ‘Squirting’

Es cierto que muchas mujeres se preguntan si en realidad existe la eyaculación femenina. Pues sí, existe. “A veces, cuando las mujeres se excitan o estimulan sexualmente, se expulsa el licor de las glándulas que se encuentran más o menos de la uretra o la superficie preliminar de la vagina durante o antiguamente del clímax, aunque aún es muy discutido de dónde proviene el licor”, dice la Dra. Ross. Este licor es claro y no se parece a la orina, aunque puede darse esa sensación. Es la incitación del punto G el que suele admitir a la eyaculación femenina.

Clímax del pezón

Los pechos no suelen ser tan explotados a la hora del sexo, pero lo cierto es que tienen muchísimas terminaciones nerviosas. Para arribar a el culminación a través de los pezones, se puede hacer mediante la incitación táctil u hablado. Es mucho más efectivo si usas algún grasa comestible y estimulas la zona con movimientos de la dialecto a la vez que se hacen caricias en el resto del cuerpo.

Clímax mientras haces gimnasia

Conseguir arribar al culminación mientras haces gimnasia puede sonar raro, pero es posible. Un estudio de la Universidad de Indiana encontró que 370 de las 530 mujeres encuestadas habían experimentado un clímax mientras hacían gimnasia.

Clímax mental o sensorial

La perspectiva tiene gran importancia en este sentido. Se puede alcanzar el culminación viendo escenas de contenido amoroso, a través de la examen de tu pareja, estimulaciones en todos los sentidos como el intuición y oreja

El fin de este clímax es explotar de placer los sentidos, por ejemplo, con olores que agraden a la mujer o alimentos que se conozcan afrodisiacos, encima de acompañarlo con el tacto y la perspectiva de pareja, que ocasionará placer en la mujer.

Clímax del sueño

La mayoría de las mujeres han experimentado sueños sensuales. “Algunas mujeres pueden tener un clímax durante un sueño amoroso mientras duermen”, dice la Dra. Ross. Estos orgasmos del sueño suelen comenzar con un sueño sexy que provoca un maduro flujo de matanza, así como una laxitud importante que de alguna forma permite que el cuerpo efecto el clímax mientras la mujer ni siquiera se encuentra despierta.

Orgasmos múltiples

Las mujeres pueden disfrutar, a diferencia de los hombres, de múltiples orgasmos. “Ellas alcanzan un cierto estado de éxtasis elevado con su primer clímax, y luego pueden quedarse allí en esta meseta“, dice el Dr. Recibidor. “Con más y más incitación, pueden tener múltiples orgasmos”.

El truco es seguir contrayendo los músculos de la pelvis y apretando, sugiere el Dr. Recibidor. Esto mantiene el flujo sanguino detención, lo que aumenta la sensibilidad y hace que el segundo clímax sea más placentero y viable de alcanzar.

Además te interesa…

El 69 pasó a mejor vida, ahora el 18 es el número más sexual

La ciencia lo dice: el sexo entre amigos fortalece la amistad

10 términos sobre sexo que ya deberías conocer



Deja un comentario